¿qué provoca un síndrome compartimental?

¿qué provoca un síndrome compartimental?

síndrome compartimental agudo

El síndrome compartimental es una afección en la que el aumento de la presión dentro de uno de los compartimentos anatómicos del cuerpo da lugar a un suministro insuficiente de sangre al tejido dentro de ese espacio.[6][7] Hay dos tipos principales: agudo y crónico.[6] Los compartimentos de la pierna o el brazo son los más comúnmente afectados.[3]

Los síntomas del síndrome compartimental agudo (SCA) pueden incluir dolor intenso, falta de pulso, disminución de la capacidad de movimiento, entumecimiento o coloración pálida de la extremidad afectada[5]. [También puede producirse tras el retorno del flujo sanguíneo después de un periodo de flujo sanguíneo deficiente[4]. El diagnóstico suele basarse en los síntomas de la persona[5] y puede apoyarse en la medición de la presión intracompartimental antes, durante y después de la actividad. La presión normal del compartimento debe estar entre 12 y 18 mmHg; todo lo que sea mayor se considera anormal y necesitaría tratamiento.[9] El tratamiento consiste en una intervención quirúrgica para abrir el compartimento, realizada de forma oportuna.[5] Si no se trata en un plazo de seis horas, puede producirse un daño muscular o nervioso permanente.[5][10]

cómo prevenir el síndrome compartimental

El médico realizará un examen físico y preguntará por los síntomas, centrándose en la zona afectada. Para confirmar el diagnóstico, es posible que el médico tenga que medir la presión en el compartimento. Para ello se utiliza una aguja colocada en la zona del cuerpo. La aguja está conectada a un medidor de presión. La prueba se realiza durante y después de una actividad que cause dolor.Tratamiento

El objetivo del tratamiento es prevenir los daños permanentes. En el caso del síndrome compartimental agudo, es necesario operar de inmediato. Retrasar la cirugía puede provocar daños permanentes. La cirugía se llama fasciotomía y consiste en cortar la fascia para aliviar la presión.Para el síndrome compartimental crónico:Perspectivas (pronóstico)

Con un diagnóstico y tratamiento rápidos, el pronóstico es excelente y los músculos y nervios del compartimento se recuperarán. Sin embargo, el pronóstico general viene determinado por la lesión que provocó el síndrome.Si el diagnóstico se retrasa, puede producirse una lesión nerviosa permanente y una pérdida de la función muscular. Esto es más frecuente cuando la persona lesionada está inconsciente o muy sedada y no puede quejarse de dolor. La lesión nerviosa permanente puede producirse tras menos de 12 a 24 horas de compresión. Las lesiones musculares pueden producirse incluso más rápido.Posibles complicaciones

ejercicios para el síndrome compartimental

Te fracturas la parte inferior de la pierna en un accidente y, mientras te recuperas, experimentas dolor, tensión y entumecimiento en la pantorrilla. ¿Adivina qué? Es hora de volver a la sala de urgencias. Es posible que tengas una enfermedad llamada síndrome compartimental.

El síndrome compartimental se produce cuando una agrupación de músculos, nervios y vasos sanguíneos de la pierna o el brazo (conocida como compartimento) se ve sometida a presión por una hemorragia o una inflamación. En el compartimento de una extremidad, todos los músculos, nervios y vasos sanguíneos están cubiertos por unas membranas resistentes llamadas fascia. La fascia es muy poco elástica, por lo que esos compartimentos se convierten en espacios cerrados. Cuando se produce una hemorragia o una inflamación después de una lesión o debido a un esfuerzo repetitivo, este espacio cerrado puede crear demasiada presión y reducir el flujo sanguíneo, haciendo que los nervios, los músculos y los vasos sanguíneos se queden sin oxígeno. Puede ser una afección muy peligrosa si no se trata.

Existen dos tipos de síndrome compartimental, con grandes diferencias entre ambos. El síndrome compartimental agudo (SCA) es una afección de aparición repentina que suele estar relacionada con una lesión. Si no se trata, el SCA puede provocar daños musculares y nerviosos, amputación e incluso la muerte. El síndrome compartimental crónico (SCC) es una afección por movimientos repetitivos que suele darse en los deportistas. Es menos peligroso que el SCA y a menudo puede tratarse sin cirugía.

tratamiento del síndrome compartimental

El síndrome compartimental es una afección dolorosa que se produce cuando la presión dentro de los músculos aumenta hasta niveles peligrosos. Esta presión puede reducir el flujo sanguíneo, lo que impide que el alimento y el oxígeno lleguen a las células nerviosas y musculares.

Los compartimentos son agrupaciones de músculos, nervios y vasos sanguíneos en los brazos y las piernas. Estos tejidos están cubiertos por una dura membrana llamada fascia. La función de la fascia es mantener los tejidos en su sitio y, por lo tanto, la fascia no se estira ni se expande fácilmente.

El síndrome compartimental se desarrolla cuando se produce una inflamación o una hemorragia dentro de un compartimento. Como la fascia no se estira, esto puede provocar un aumento de la presión sobre los capilares, los nervios y los músculos del compartimento. El flujo sanguíneo a las células musculares y nerviosas se interrumpe. Sin un suministro constante de oxígeno y nutrientes, las células nerviosas y musculares pueden resultar dañadas.

El síndrome compartimental suele producirse en el compartimento anterior (delantero) de la parte inferior de la pierna (pantorrilla). También puede producirse en otros compartimentos de la pierna, así como en los brazos, las manos, los pies y las nalgas.

admin

Andrea Ramos, periodista y redactora. Soy una apasionada de la comunicación en todas sus vertientes, especialmente escrita. Tengo experiencia en agencia y como redactora freelance para distintos medios de comunicación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad